El poder corrompe, Y atrae a los peores

Escrito por Administrator - - sin comentarios

La primera entrada en esta serie es: El gobierno de los peores, esa terrible maldición.

chavez

Traducido de _Power Corrupts AND Attracts the Corruptible, de David Henderson.

Un amigo en Facebook recientemente citó a Frank Herbert. No lo había escuchado antes:

Todos los gobiernos sufren un problema recurrente: el poder atrae personalidades patológicas. No es que el poder corrompa, sino que es un imán para los psicópatas. Tales personas tienen una tendencia a emborracharse de violencia, una condición a la que rápidamente se vuelven adictos.

Creo que el poder no sólo atrae a los enfermos mentales, sino que también corrompe a los “sanos”; ambas “propiedades” del poder no son mutuamente excluyentes. Pero Herbert tiene razón.

Friedrich Hayek presenta un argumento similar en el capítulo Por qué los peores ascienden en el gobierno, en su libro Camino a la servidumbre. Hayek cita a Frank Knight. Hayek escribe:

Ni la Gestapo ni la administración de un campo de concentración, ni el Ministerio de Propaganda, ni la S.S. (o sus equivalentes italianos o rusos), son lugares adecuados para el ejercicio de sentimientos humanitarios. Mas es a través de cargos como estos que se asciende a posiciones más altas en un estado totalitario.

Es tan cierto, que un distinguido economista estadounidense concluye, luego de analizar las desagradables tareas que debe realizar un estado colectivista: “tendrían que hacer estas cosas, quieran o no. La probabilidad de que las personas que están en el poder sean individuos que les DESAGRADE tener el poder y ejercerlo, es mínima; es como que una persona extremadamente tierna obtuviera el trabajo de capataz de esclavos, látigo y todo”.

A veces he oído a los economistas de la “teoría de la elección pública” decir, justificando el uso de un modelo de interés propio para explicar el comportamiento de políticos y burócratas: “son como todos nosotros”. No, no lo son; no en promedio. Son peores.

Ordenado en : Sin categoría - Palabras claves : ninguna

AP se comporta como organización criminal

Escrito por Administrator - - sin comentarios

y la revolución ciudadana sería su crimen perfecto

Contenido:

  1. Qué es una mafia
  2. Los indicios
  3. Conclusiones
  4. Notas

Qué es una mafia

En los años ’70 en EE.UU. se creó la ley RICO (Racketeer Influenced and Corrupt Organizations) para perseguir a los “capos” de la mafia, que eran culpables de multitud de crímenes que habían ordenado pero guardando mucho cuidado de evitar cualquier nexo que pudiera incriminarlos.

La característica de la ley es sancionar el patrón de conducta de crimen organizado, no delitos concretos; lógicamente los dirigentes de una mafia actuarán a través de intermediarios, sin “ensuciarse las manos”.

Características del crimen organizado son: tratar de mantener en secreto detalles de su organización; deshacerse de delatores o quien pudiera ponerlos en evidencia; permanencia de la organización en el tiempo; por supuesto, cometimiento de delitos graves; obtener un beneficio económico de origen indebido, estructura jerárquica, impunidad, violencia, etc.

Tratarán de que sus delitos permanezcan ocultos. Probablemente utilicen una “fachada”, que dé apariencia de legalidad a su organización. Tratarán de que sus fechorías permanezcan impunes; lo ideal para ellos sería que sus fechorías fueran legales. Buscarán acallar las voces de quienes se atrevan a denunciarlos. Si no lo logran, probablemente eliminen físicamente a los denunciantes, asesinándolos o desapareciéndolos.

Todo esto ha hecho AP en su “fachada legítima” de Revolución Ciudadana.

“¿Quién se beneficia?”. Esa pregunta nos ayudará a entender los motivos detrás de las acciones de los corruptos, pues como sabemos “los ladrones no dan recibo”.

No importan “las intenciones” de quienes ejercen el poder. Si empiezan a apoderarse de los recursos públicos y tratar de disimular u ocultar sus actos, son ladrones. Huelgan las explicaciones.

Los indicios

1. El presidente Correa se negó a jurar la constitución.

No puedes cometer perjurio si no juras, ¿eh? ¡Nadie te puede reclamar no obedecer las leyes si no prometes obedecerlas!

El presidente Rafael Correa se negó a jurar su cargo por la constitución vigente de 1998. Era una mala constitución, decía.

Por supuesto que no debió posesionarse del cargo si no se comprometía a obedecer las leyes. Elegimos un presidente, no un espontáneo. Pero en resumen: Si no juró cumplir la constitución, no debería haber sido posesionado; pues bajo esas reglas postuló su candidatura y fue elegido.

Imagínese que Ud. se dispone a contratar a un administrador, y le pide que firme un contrato, para que sea consciente de sus obligaciones y prohibiciones. El candidato se niega; él cree que sus ideas son mejores que las que recoge el contrato, y que Ud. ha de obedecerle a él. ¿Aceptaría Ud.?

Probablemente no. ¿Quién quiere contratar a “un jefe”? El administrador potencial se muestra demasiado “autónomo y rebelde”. Pero eso sucedió entre nosotros: nuestro supuesto servidor iba con intenciones de amo. [1]

2. AP se apropió de todo el poder mediante la violencia.

AP no tenía representantes en el Congreso, ni le interesaba asociarse con dicha institución desprestigiada; su estrategia era apostar por la Asamblea Constituyente. Se propuso hacerlo saltándose las reglas vigentes al momento para convocar a la consulta.

Cuando las autoridades quisieron poner un contrapeso a sus intenciones —que para eso existen esas autoridades en una república— AP mandó hordas de garroteros que ingresaron a la fuerza a la sede de esas instituciones y literalmente apalearon a los funcionarios, expulsándolos de sus oficinas, hasta que lograron su cometido. La policía no hizo ningún esfuerzo por impedir la agresión o capturar a los culpables, por lo que es de suponerse que la orden venía “de arriba”. Cui bono, recuerda.

Lamentablemente la política de hechos consumados funcionó por primera vez de tantas para AP. El pueblo aprobó masivamente la convocatoria a consulta popular. [2]

3. El primer mandato de la Asamblea Constituyente fue establecer una dictadura.

Se le consultó al pueblo: «¿Aprueba usted, que se convoque e instale una Asamblea Constituyente con plenos poderes de conformidad con el estatuto electoral que se adjunta, para que se transforme el marco institucional del Estado y elabore una nueva Constitución?». Esos tales “plenos poderes”, ¿eran “plenos-plenos”, para hacer lo que quisieran, o sólo para transformar el marco institucional del estado y elaborar una nueva constitución?

La respuesta la tiene el estatuto adjunto, que claramente decía: «La Asamblea Constituyente es convocada por el pueblo ecuatoriano y está dotada de plenos poderes para transformar el marco institucional del Estado, y para elaborar una nueva Constitución». Queda claro que sólo para esas dos cosas, y así lo aprobó el pueblo.

Sin embargo, lo primero que hizo la asamblea una vez conformada fue dictar “mandatos constituyentes”, que no eran revisables por ninguna otra autoridad, lo cual ya era suficiente como para decir que Ecuador no era ya una república, sino una dictadura (al no haber separación de poderes ni contrapesos, sólo una autoridad omnímoda); también se atribuyeron poder incluso dar órdenes al pueblo, ¡lo cual no es republicano por donde se lo vea!

No sólo eso. Esos “mandatos” dictatoriales no fueron jamás sometidos a la decisión del pueblo vía consulta; y se entienden que están vigentes. No consta en las leyes forma de derogarlos, ni modificarlos. ¡Ni en las peores dictaduras se encuentran leyes escritas en piedra! [3]

4. Quitaron de la constitución la obligación de permanecer en el país luego de terminado el mandato.

La constitución de 1978 exigía que el presidente saliente debía solicitar autorización del congreso para salir del país. Si un presidente debía rendir cuentas ante la justicia, se entiende que se le negaría el permiso.

La constitución de 1998 sólo exigía al presidente que informe a la asamblea de su intención de salir del país. La constitución del 2008 mantuvo esta “obligación” de solamente informar, no de solicitar autorización… Cui bono, ¿recuerdas? ¿Qué le conviene más a un malhechor que planea evitar su compromiso con la justicia: pedir permiso para salir del país, o simplemente “avisar”, acaso con un oficio que tarde en llegar, y tomar las de Villadiego?

¡Probablemente el ex-presidente Correa ponga pies en polvorosa ante la primera señal de tener que comparecer ante la justicia! [4]

5. Quitaron de los procedimientos precontractuales el visto bueno de contraloría.

Anteriormente, antes de poder contratar con el estado, la Contraloría debía dar su visto bueno. Tenía sentido: era un filtro para asegurarse que las condiciones de contratación y el presupuesto se ajustaba a la realidad.

Con el pretexto de facilitar la contratación y acelerar la construcción de infraestructura, los “revolucionarios” eliminaron ese requisito. Es decir, eliminaron un control que buscaba evitar sobreprecios; facilitaron el robo de recursos del estado.

Si la contraloría era lenta e ineficiente, pudieron haberle facilitado recursos para que haga mejor su trabajo; pero obviamente la intención no era la de velar por el dinero público, sino facilitar su dispendio. [5]

6. Quitaron potestad a contraloría de hacer auditoría de gestión.

¿No cree que a la ciudadanía le convendría contar con un informe de si un funcionario de elección popular ha cuidado bien los recursos y cumplido su plan de trabajo? Sería de lo más útil para evaluar su gestión y votar a conciencia, si ese funcionario se presenta a otra elección, o para evaluar a toda una tienda política.

Pero como eso no facilita los planes de ladrones que planean continuar apropiándose de los recursos públicos, ¿no cree?, lógicamente, se eliminó esa potestad. [6]

7. El peculado es imprescriptible, sí, pero no…

Normalmente los delitos “caducan”, es decir, pasado cierto tiempo ya no pueden castigarse. Usualmente son varios años.

Se considera que en un país en desarrollo como Ecuador, el delito de peculado —robarse los recursos del estado— es un crimen muy serio; por eso ese delito no prescribe, es decir, siempre podrá ser perseguido, no importa cuánto tiempo haya pasado.

¿No cree que a todo delincuente le gustaría que, luego de transcurrido cierto tiempo, sus fechorías ya no pudieran ser castigadas? ¡Podrían disfrutar de lo robado!

Hubiera sido demasiada sivergüencería que la “revolución ciudadana” eliminara el delito de peculado («delito que consiste en el hurto de caudales del erario, cometido por aquel a quien está confiada su administración»), o que le quitaran su imprescriptibilidad (es decir, que ya no pueda castigarse después de un tiempo). No se iban a atrever a tanto.

Sin embargo, añadieron en el código penal el requisito de que debe contarse previamente con un informe de contraloría, para que la fiscalía pueda iniciar investigaciones por este delito; no basta con que el fiscal tenga pruebas de que haya habido sobreprecio, por ejemplo; si la contraloría no hace ese informe, no hay cómo perseguir el delito.

Y este informe sólo puede dictarse hasta siete años después de cometidos los actos; si se dicta después, ese informe sería nulo, inválido… No importa que el robo sea descarado y desvergonzado; no importa que haya pruebas de que claramente ha habido robo de recursos públicos; el fiscal no puede actuar hasta tener ese informe, y ese informe no puede existir luego de siete años. La situación ideal para los corruptos, ¿no cree?

Con lo que basta con tener un contralor cómplice (como parece que será el caso, pues Pólit será reelegido) que no haga nada durante siete años, para que el delito de peculado quede en la impunidad.

Incluso podría considerarse que cambiar esta ley —es decir, eliminar la necesidad de que haya un informe de contraloría para poder enjuiciar a quienes se roban dinero del estado— empeoraría la situación de los acusados, por lo que no se aplicaría a ellos, por el principio de que la ley penal más severa no se aplica a los delitos pasados. No habría ya ninguna manera legal de perseguir a los corruptos “de alto vuelo” en Ecuador.

Bien jugado, corruptos; jugada impecable para garantizar la impunidad. [7]

8. Permiten al funcionario que quiere reelegirse continuar en su cargo aún en campaña.

La ley electoral ordena, con razón, que un funcionario que quiere ser elegido para un cargo distinto al que ejerce, debe renunciar primero. Tiene lógica: principio básico de la república es la igualdad ante la ley, y los candidatos no serían “iguales” si uno de ellos contara con viáticos, seguridad, transporte etc., proporcionados por el estado, mientras que los otros no.

Sin embargo, “inexplicablemente” dice la ley que los funcionarios que quieren reelegirse (obviamente al mismo cargo) “podrán” pedir licencia, no que “deberán” pedirla.

De esa manera se deja al “capricho” de un político decidir si renuncia o no al cargo y las ventajas que el cargo conlleva: seguridad, viáticos, vehículos, etc. De esa manera habrá desigualdad entre los candidatos, pues unos tendrán las ventajas que les da el poder y otros no, y se deja vía abierta a que se usen recursos públicos en campañas políticas, como ha sido la queja constante estos diez años. [8]

9. Quitaron prevaricato de funcionario público.

Antes era delito que un funcionario público desobedeciera la ley. Tiene lógica: el poder puede causar mucho daño si no es controlado. ¡Los políticos son servidores no amos! (supuestamente) No pueden hacer lo que les dé la gana sin sufrir las consecuencias.

Lamentablemente ahora no es delito que un funcionario público haga lo que la ley prohíbe. Máximo puede enfrentar sanciones administrativas, quizá hasta una improbable destitución; la ley, TODA ley, ahora es papel mojado; su incumplimiento no acarrea consecuencias severas a los burócratas que la desobedezcan. [9]

10. Venden activos del estado a precio de ganga y con préstamo del mismo estado

Se supone que los funcionarios públicos han de ser custodios de los bienes que se les han encomendado para el servicio de la ciudadanía. Una banda de ladrones, en cambio, dilapidará el botín; tratarán de convertirlo a efectivo rápidamente, malvendiéndolo a un “perista” (Persona que comercia con objetos robados a sabiendas de que lo son.)

Pues eso sucedió con el ingenio ECUDOS, parte de las propiedades incautadas a la banca cerrada y empresa en operación y rentable. En vez de vender acciones en pública subasta en las bolsas locales, al gobierno se le ocurrió venderla con descuento “a dedo” a una empresa peruana. Que debía pagar sólo el 10% del precio, y para el resto iba a recibir un préstamo del propio estado vendedor... ¿“Cama, dama y chocolate”?

No sólo eso: ni siquiera tuvo que pagar completo el 10% de la “entrada”, sino que se le dio la facilidad de comprar certificados de depósito “reliquias” del feriado bancario, ¡con el 20% de descuento! Sí, el gobierno hizo aquella operación de la que constantemente acusa a su principal opositor político. [10]

11. Poner a los “peones” como responsables, no a los peces gordos miembros de directorio.

Normalmente el jefe de una organización criminal no va a “ensuciarse las manos”, ¿verdad? No hubiera visto Ud. al “patrón” Pablo Escobar vendiendo droga en una esquina, ni al “Chapo” Guzmán degollando a un traidor. Ellos ordenan todo eso a sus subalternos, que son descartables y prescindibles si son capturados.

Los jefes dan las órdenes, “mueven los hilos”, y se protegen a través de una cadena de mando. Si un “peón descartable” es capturado por la policía, se supone que no va a denunciar a sus superiores; enfrentaría la muerte si lo hiciera, e incluso sus familiares sufrirían represalias.

Pues AP no es distinta. Fue lo que hicieron con Alex Bravo para proteger, por ejemplo, al vicepresidente Jorge Glas y al ministro Albornoz, que como encargado de las áreas estratégicas del estado, estaba presente en los directorios de todas las empresas y por la naturaleza propia de su cargo debía velar por los recursos públicos.

A cualquier administrador le pueden robar los subalternos, pero ¿hacerlo durante diez años? “Fool me once, shame on you; fool me twice, shame on me.” (“Si me engañas una vez, debería darte vergüenza; pero si me engañas dos veces, a mí debería darme vergüenza. Por ser tonto, o por ser cómplice”)

Las leyes dictadas por AP son claras en asignar la responsabilidad exclusivamente a los funcionarios de menor rango, y no a los directorios; es decir, los “prescindibles” son los ejecutivos, que no forman parte usualmente del círculo íntimo del poder.

De esta manera se proporciona una coartada eficaz a los “peces gordos”, que no se “ensucian las manos”(aunque podría argumentarse que su responsabilidad política y penal existe, por incumplimiento de su deber de cuidado), y funcionarios de menor rango se convierten en “chivos expiatorios”, fácilmente sacrificables. [11]

12. Presidente puede “regalar” la plata del estado; basta con que dicte un reglamento.

Hace meses saltó un escándalo porque Lenín Moreno, hoy candidato a presidente, no era funcionario público, pero sin embargo se decía que recibía un millonario presupuesto para que desempeñe el cargo honorario (es decir, gratuito) de enviado de las personas con discapacidad por las Naciones Unidas.

El gobierno al principio negó vehementemente que sostuviera al enviado Moreno en Ginebra, una de las ciudades más caras del mundo; viéndose obligados a aceptarlo, cuando la ONU negó que le pagara sueldo alguno.

Si Moreno no era funcionario, ¿por qué recibía dinero del estado? Se reveló que la figura usada era la de donación, y se descubrió que el presidente había dictado decretos casi con dedicatoria para hacerlo legalmente. La ley prohíbe por supuesto regalar la plata del estado; eso es delito; pero autoriza sólo al presidente a “donarla” si para ello dicta un reglamento… ¿No es el sueño húmedo de todo “amigo de lo ajeno”?, que lo pongan a custodiar un patrimonio que puede donar libremente, con sólo escribir un documento… [12]

13. Quitaron a asambleístas poder de fiscalizar.

Todo criminal trata de ocultar la evidencia de su crimen. Tradicionalmente los congresistas o asambleístas tenían el poder individual de fiscalizar; ellos pedían información por sí mismos a las autoridades y funcionarios. Un oficio firmado por un congresista tenía peso: ¡era representante de miles de ciudadanos!

Mas la asamblea dominada por AP decidió que se deba calificar previamente las solicitudes de información que desearen presentar los asambleístas. Y como AP es mayoría en la asamblea… Resultado: en general se niegan las solicitudes que son presentadas por los asambleístas de oposición. De esa manera una asamblea de mayoría gubernamental sería cómplice de las irregularidades cometidas por el ejecutivo. [13]

14. Hicieron que la auditoría post-contractual sea reservada.

Quitarle más competencias a la contraloría significaría desaparecerla para efectos prácticos; convertirla en un cascarón inútil, como un Banco Central en un país dolarizado. Como dijimos no se atrevieron a ello, pero dispusieron que las auditorías que hiciera la contraloría a los contratos firmados por el sector público fueran reservadas: no serían públicas para el análisis ciudadano, sino privativas del presidente de la república. Es una forma eficaz de reducir la transparencia y evitar que el público se entere de la corrupción. [14]

15. Se esforzaron desesperadamente por dominar todas las instancias de control.

Esto ha sido narrado hasta la saciedad por muchos autores, entre ellos Osvaldo Hurtado: todas las instancias de control: cortes, fiscalía, contraloría, participación ciudadana, ¡hasta el defensor del pueblo!, etc., están dirigidas por funcionarios claramente afines al régimen.

Más allá de que AP lograra repetidas mayorías en la asamblea, ¿alguien realmente cree que sea “casualidad” que todos los organismos de control hayan sido cooptados por AP?

Lo que es peor: el fiscal general del estado resulta que es pariente del presidente, y no sólo eso: fue su abogado, fue su ministro, fue su embajador. ¿Alguien cree que investigará ninguna denuncia en contra de los altos mandos?

El nuevo fiscal fue hasta antes del concurso consejero personal del presidente, durante varios años. Asimismo fue delegado por el presidente para conformar la comisión que “investigó” el, según el gobierno, intento de magnicidio el 30-S. Por supuesto, obtuvo una calificación perfecta… Algunos de los participantes del concurso de fiscal trataron de revisar la calificación de las pruebas, pero un juez les negó esa posibilidad… ¿Sospechoso?

¿No cree que a todo criminal le gustaría ser juzgado por familiares, amigos o allegados? Pues los altos funcionarios del gobierno gozan de ese privilegio. ¿Casualidad? [15]

16. Se esmeran en condenar penalmente por injurias a quienes denuncian corrupción.

Pese a que debería el gobierno saber que los tratados de DD.HH. otorgan una protección mayor a la libertad de expresión que a la honra de los funcionarios, negando que estos puedan denunciar penalmente por injurias a los mandantes (v. Los funcionarios NO pueden defender su honra penalmente, las condenas penales por injurias a quienes denuncian la corrupción son rápidas. En vez de sentenciarse a los corruptos, ¡se sentencia a quienes la denuncian!

Por supuesto que los mafiosos intentarán amedrentar a quienes pudieran desenmascararlos. [16]

17. Al dominar todas las instancias de control, toda denuncia es “maliciosa y temeraria”.

No sólo quienes denuncian la corrupción son rápidamente acusados y sentenciados por injuriar a nuestros “honestos” funcionarios, mientras que lo que denuncian no es investigado.

En ocasiones valientes ciudadanos se han atrevido a acudir a la fiscalía a presentar la denuncia de los posibles hechos de corrupción que deberían ser investigados.

Pero como era de esperarse, si el fiscal no goza de independencia, no va a investigar nada. Cuando en una república el poder ha cooptado todas las instituciones, incluso aquellas que deberían servir de contrapeso al poder, cumplir con el deber ciudadano puede llegar a ser una peligrosa ingenuidad.

No sólo que el fiscal no va a investigar: va a solicitar que la denuncia sea declarada “maliciosa y temeraria”.

En el juicio penal que había antes, el que acusaba de un delito debía presentar pruebas. Si sólo acusaba por injuriar, esa frivolidad merecía un castigo. Por eso, si no presentaba pruebas durante el juicio, su denuncia sería declarada “maliciosa y temeraria”, y enfrentaría una sanción.

A partir del año 2001 cambió el proceso penal: la acusación es exclusiva del fiscal. El denunciante sólo “le informa” al fiscal de presuntos delitos, y el fiscal ha de investigar y decidir si presenta la acusación al juez, o no.

El problema que podría preverse es que si tanto el fiscal como el juez se ponen de acuerdo, podrían impedir el juicio penal, por más que los hechos hayan ocurrido. El fiscal se abstiene de acusar, y el juez declara el caso cerrado. Algo así podría suceder en casos que involucren a personas muy importantes en el estado, ¿no cree?

No sólo eso: el fiscal puede solicitar que la acusación sea declarada maliciosa y temeraria, y el juez declararla como tal (abriendo las puertas para condenar al acusador, no a quien cometió los crímenes que no iban a ser investigados) ¡sin darle al acusador ninguna posibilidad de presentar pruebas!

La ley exigía “que el acusador no haya presentado pruebas durante el juicio” para declarar la acusación maliciosa y temeraria. Sin embargo, hoy se declaran “maliciosas y temerarias” denuncias presentadas contra el poder, sin que haya juicio alguno, ni menos aún se le permita al acusador presentar pruebas, pues el proceso penal actual no contempla esa posibilidad; todo depende del capricho del fiscal; ¡el acusador no es parte del proceso penal ordinario!

Añada a esta peligrosa mezcla de ingredientes, fiscales generales muy afectos al presidente, y tenemos la receta perfecta para la impunidad y la persecución de quienes intentan que se persigan los abusos del poder. [17]

18. Correa dijo que “las coimas no perjudican al estado”.

Véase https://www.youtube.com/watch?v=GOlLkM8nKB0.

Me quedo sin palabras. ¿Cuál es el mensaje de fondo? ¿“Ofrezcan coimas, nomás”? ¿“No se escandalicen, que sigan robando nomás, eso no perjudica”?, ¡pese a que la ley penal lo prohibe! [18]


ACTUALIZACIÓN: El propio pdte. Correa ha revelado una nueva forma de evitar que se configure el delito de peculado o cohecho: difiriendo la entrega de dinero al funcionario público para después que cesa en sus funciones. Así, ¡no se cumpliría el requisito legal de que sea funcionario! ¿Son o no profesionales en corrupción? Para más información, vea Coima diferida en diario El Comercio, o Si a Correa lo sorprenden robando podría decir que estaba cuidando, publicado en 4 Pelagatos.

Por supuesto, si bien la Fiscalía empezó a investigar gracias a la delación de un abogado de Odebrecht, a los pocos días del “jalón de orejas” presidencial se retracta de su acusación, pese a que el delator claramente especificaba que el dinero pagado era coima.

19. Quitaron responsabilidad laboral solidaria a representantes de instituciones públicas

A todo gobierno le gusta congraciarse con los trabajadores. Por eso existe la disposición legal que los administradores de empresas son solidariamente responsables del pago de las obligaciones laborales; es decir, no sólo responde la empresa que no paga, sino también el administrador, de su bolsillo.

Pronto cayeron en cuenta los “revolucionarios” que si venía una época de vacas flacas, estaban expuestos: los burócratas de bajo rango podrían demandarles ¡a ellos! el pago de sueldos atrasados, falta de aportes al IESS, etc.; no sólo al estado: a ellos.

Para cubrirse las espaldas, en 2013 aprobaron la “Ley para la ejecución de laudos y sentencias”, en las que simplemente se libraron de esa responsabilidad.

Un particular responde con sus propios bienes de las deudas laborales, así la empresa esté pasando crisis; en cambio nuestros “sacrificados” revolucionarios están exentos de esa responsabilidad. Los privilegios de la casta gobernante son más importantes para ellos que los derechos de los trabajadores, por supuesto. [19]

20. Eliminaron posibilidad de embargar fondos del sector público.

Eso se encuentra en la misma ley que mencionamos: «Los activos de las empresas públicas son inembargables y no pueden ser objeto de ningún tipo de apremio, medida preventiva de ejecución, ni cautelar».

El “padrino” de la mafia graciosamente dirimirá conflictos y hará justicia entre los particulares de su territorio. ¿Pero alguien espera que sea justo cuando afecte sus intereses? Claro que no.

Si un particular no paga una deuda, el acreedor podrá cobrarse de sus bienes. Si el estado no paga una deuda a un particular, deberás esperar pacientemente. No hay más. ¡Por eso nuestros acreedores chinos se aseguran de garantizar sus créditos con petróleo!

No hay igualdad ante la ley. El estado puede incumplir obligaciones impunemente, sin enfrentar consecuencias. [20]

21. Derogaron la ley contra la colusión, sin incluir ese delito en el nuevo COIP.

Antes existía la Ley para el juzgamiento de la colusión (“pacto secreto entre dos o más personas u organizaciones con el fin de perjudicar a un tercero”), que otorgaba una vía judicial fácil para deshacer los perjuicios ocasionados a un tercero, aunque no se haya configurado un delito como tal.

Incluso permitía sancionar a los abogados que se prestaran para armar las estructuras legales dañosas.

Lamentablemente esa ley se eliminó con la entrada en vigencia del nuevo Código Orgánico Integral Penal (COIP).

El sonado Caso El Universo, al que Osvaldo Hurtado denominó «el mayor fraude judicial de la historia del Ecuador», podría considerarse como ejemplo de colusión. La intención del presidente, según Hurtado, era «apropiarse del diario y convertirlo en órgano del Gobierno».

Cui bono? [21]

22. Prohibieron a banqueros tener negocios conexos (especialmente medios de comunicación), pero estado sí los tiene

Los medios de comunicación de propiedad de los banqueros Isaías mostraban un abierto sesgo a favor de sus propietarios. El caso de diario “El Telégrafo” y su dueño el banquero Aspiazu era similar.

El gobierno actual, desde que accedió al poder, trató de debilitar las voces de los empresarios y banqueros, prohibiéndoles tener acciones en medios; y al imponer la misma prohibición a los dueños de medios, lograba debilitar su posición financiera, sabiendo que no suelen ser negocios sólidos (a veces son “pasatiempos” de sus acaudalados dueños, quienes los sostenían con sus otros negocios).

El objetivo de la prohibición era obligar a los medios a depender más de la multimillonaria publicidad estatal, para así lograr influir “sutilmente” en su la agenda.

Sin embargo el gobierno actúa de la misma manera que critica. Incautó los medios de los Isaías y Aspiazu, y los convirtió en abiertos voceros del poder. El gobierno no ve ninguna contradicción en poseer bancos —BIESS, BanEcuador, BDE, etc.— y medios de comunicación —TC, Gama, EcTV, El Telégrafo, etc.— mientras que para los particulares es ilegal.

¿Acaso el riesgo moral no es el mismo? ¿Acaso la conjunción de medios + poder económico + monopolio de violencia no da lugar a peores abusos estatales? ¿Acaso los funcionarios son “mejor intencionados y bondadosos”, con una “naturaleza más pura” que los demás ciudadanos? (no es así: el poder tiende a atraer a personas con tendencias psicopáticas y narcisistas) ¿Acaso las empresas, que las más grandes equivalen sólo a unos cuantos puntos del PIB, están en condiciones de enfrentarse al estado, que equivale a un 40% del PIB y cuenta con legiones de esbirros armados entrenados en obedecerle?

Pues el gobierno se cura en salud e impone restricciones a los particulares, mientras se reserva a sí mismo grandes libertades. [22]

23. Asesinatos y desapariciones forzadas de quienes denuncian

En reiteradas ocasiones personas que se han opuesto vehementemente al gobierno, o que probablemente poseen información incriminatoria, han sido asesinadas en circunstancias poco claras que son rápidamente atribuidas por el gobierno a delincuencia común.

Por ejemplo: Carlos Navarrete disputa al gobierno la propiedad de diario “El Telégrafo”, es asesinado en su domicilio luego de perder, asesinos no se llevaron nada; Freddy Taish se enfrenta a las concesiones mineras a gran escala defendidas por militares ecuatorianos, es abatido, no capturado, las investigaciones no avanzan; José Tendetza también se opone a concesiones mineras a gran escala a empresas chinas, su cadáver es descubierto con signos de tortura y estrangulado, no hay culpables; Óscar Caranqui, sentenciado por narcotráfico, empezó a denunciar al gobierno desde la prisión, su libro es confiscado antes de que salga a circulación, lo cual es ilegal, y finalmente es asesinado en la supuestamente más segura prisión del país; la viuda de Quinto Pazmiño, quien afirmaba tener más videos que incriminaban de irregularidades a altos funcionarios, es asesinada; las investigaciones rápidamente lo atribuyen a “ajuste de cuentas”. Jean Paul Flores, uno de los sentenciados en Italia por el sonado caso “narcovalija”, es asesinado al volver al Ecuador; Fausto Valdivieso, luego de perder su empleo por enfrentarse al gobierno, empieza a hacer denuncias en videos en Youtube, recibe amenazas de muerte y finalmente es asesinado;; el gral. Jorge Gabela se opone a la millonaria compra de helicópteros Dhruv, con reputación de defectuosos, es asesinado…

Por supuesto que una investigación exhaustiva serviría para aclarar las dudas sobre estos casos, pero la mencionada falta de independencia de la fiscalía llevan a dudar. [23]

24. Un escándalo de robo de recursos públicos cada dos días, durante diez años.

Según información oficial de la contraloría, durante diez años ha habido, cada semana, cuatro informes con indicios de responsabilidad penal que han sido enviados a la fiscalía. ¡Un escándalo de corrupción cada dos días, durante diez años! ¿Podemos considerar a éste como el gobierno más corrupto de la historia del Ecuador?

Y, en concordancia con lo que dijimos en el punto 11, esos informes sólo afectan a los funcionarios descartables, jamás a los altos funcionarios (ministros).

Cuando los escándalos ya se han vuelto incontenibles, en alguna ocasión se ha perseguido a un ministro (p.ej. Carrión, ex ministro del deporte). Pero, o nuestros altos funcionarios son incorruptibles, cándidos como palomas, o realmente la justicia no llega tan alto. [24]

25. Intimidación a quienes denuncian.

Muchos ciudadanos opositores que gozan de notoriedad en redes sociales refieren experiencias similares a ésta:

@gabita

Lamentablemente hay casos más serios. Veamos un ejemplo.

El pdte. Correa tiene la costumbre de bloquear de su cuenta de Twitter @mashirafael a los ciudadanos que lo interpelan de una manera que considera impertinente.

Juan Esteban Guarderas, articulista de opinión de diario El Comercio, considera que esa costumbre niega a los ciudadanos el acceso a información pública generada por funcionarios; por eso presentó una demanda en contra del presidente, para que desbloquee a los ciudadanos a quienes ha impedido ver la información que publica. Guarderas explica en este video: https://www.youtube.com/embed/bJuvCv27P8Q

A los pocos días sucedió esto:

flores a Guarderas

Veamos un detalle de la foto:

detalle-flores

El clásico “sería una lástima que algo malo te sucediera...”. ¡Y se lo envían a la mamá! ¿Se puede ser tan miserable?

Independientemente de si creemos que Guarderas tiene razón o no, lo ocurrido es claramente un caso de intimidación inaceptable, propio de mafias que hacen “propuestas que no podrás rechazar”, pero totalmente impropio de un gobierno que se supone que es servidor de los ciudadanos, no su amo.


Lamentablemente no fue la primera vez que a alguien le llegaba un “ramo de flores” con una “indirecta”. El caso original fue el del conocido tuitero Crudo Ecuador. (@CrudoEcuador)

Crudo publicaba viñetas satíricas en redes sociales en contra de políticos de todo el espectro; además de ironizar sobre las costumbres de los ecuatorianos.

Al pdte. Correa no le hizo gracia una de las ironías que le fueron dedicadas, así que dedicó minutos de su monólogo sabatino para "deconstruir" una simple viñeta jocosa en este video.

La confrontación llega a su fin cuando Crudo, pese a cambiarse de ciudad para tratar de mantener su anonimato, recibe un ramo de flores con veladas amenazas a su familia, dándole a entender que conocían dónde vivían y su rutina diaria.

Eso ya es bastante malo. El 20 de febrero de 2015 Crudo renuncia a seguir publicando en las redes ante la intimidación gubernamental; le dice al presidente: "Usted ganó".

renuncia Crudo

Pero lo realmente siniestro es el intercambio que tuvo días antes Crudo Ecuador con Roberto Wohlgemuth.

Roberto Wohlgemuth

Roberto Wohlgemuth ha ocupado diversos cargos en el gobierno actual, y ha ganado visibilidad por las fricciones constantes con periodistas y tuiteros influyentes de oposición, más aún a raíz de su participación en el Cordicom.

Días antes de que Crudo decidiera abandonar la página y denunciar la intimidación de la que fue objeto, tuvo este intercambio con Roberto Wohlgemuth:

crudo1

Un tuitero suspicaz ata cabos y lo interpela: ¿A qué se refiere con que se enteró “cómo se puso”? ¿Cuando recibió la advertencia de las flores? Ante lo cual Wohlgemuth responde afirmando que conoce la verdadera identidad detrás del pseudónimo del tuitero:

crudo1-1

Otros tuiteros empiezan a sospechar: o Wohlgemuth estaba enterado del envío de las flores, o por lo menos tenía vigilado a Crudo para saber “cómo se puso”:

crudo3 crudo4

En todo caso, este intercambio despierta sospechas: ¿vigila el gobierno a los ciudadanos por el sólo hecho de ser opositores?

[25]

26. Policía a su favor, como la mafia

Es conocido que las mafias pagan a los altos mandos de la policía por “protección”. Las mafias, a su vez, cobran “vacunas” a sus víctimas; es decir, los extorsionan, para “protegerlos” y no agredirlos.

Mencionamos ya que Alianza PAIS se hizo con todo el poder gracias a la ayuda de hordas de garroteros que tomaron por asalto las instituciones que intentaban poner un freno a las ambiciones del poder, mientras la policía observaba sin hacer detenciones.

Eso sucedió también hace unos días, cuando energúmenos atacaron al candidato Lasso; la policía lo protegió, sí, pero tampoco hizo ninguna detención de los agresores. Esto mientras se sabe que el gobierno compró miles de entradas para que sus simpatizantes ingresen y traten de acallar con estruendosas vuvuzelas los gritos en contra del gobierno.

Que la fuerza pública no está ante todo para proteger al pueblo, sino para aplicar a la fuerza las órdenes de quienes están en el poder, es un axioma con el muchos estarán familiarizados. Puede ver más ejemplos en la nota. [26]

27. Espionaje a opositores

El gobierno lo ha negado continuamente, pero desde hace varios años se denuncia en medios internacionales que el gobierno ecuatoriano compra sofisticados equipos de espionaje, para emplearlos en contra de ciudadanos opositores. Por supuesto que eso es inmoral; lamentablemente no hay ninguna disposición en el Código Penal que lo prohíba.

Para un gobierno que se comporta como amo, no como servidor, nada le viene mejor que saber cómo se comportan en secreto sus súbditos. [27]


ACTUALIZACIÓN sept. 2017: Hoy la ciudadanía almorzó con la noticia que el pdte. Correa supuestamente ha estado espiando al presidente en funciones!

De los psicópatas sin escrúpulo en el poder todo puede esperarse; no debería sorprendernos que fuera una “operación de bandera falsa”, un false flag, pero aún si lo fuera, ya ha habido precedentes de que el ex presidente posee y difunde información de uso interno de la presidencia; hecho por el cual persiguió implacablemente a Fernando Villavicencio y Cléver Jiménez.


Por último, me alegra anotar que está calando la idea de que AP no es más que una banda de ladrones, crimen organizado. Por ejemplo, léase el artículo: “Proscribir a Alianza País”, de Luis Fernando Ayala.

28. Se esmeran en mantener el secreto

Es conocido que los ciudadanos gozan de protección de privacidad, y que la gestión de los funcionarios públicos ha de ser así, pública, para que los ciudadanos puedan fiscalizarla.

Pero constantemente la “revolución ciudadana” ha intentado ilegalmente, no sólo mantener en secreto varias de sus gestiones más criticables —ya hemos mencionado unas cuantas—, sino también reprimir penalmente a quienes se atrevan a publicar lo que ya es público. Para eso utilizan su influencia en las cortes. [28]

Conclusiones

Este es un artículo de coyuntura y como tal necesariamente perderá actualidad.

Si algo puede rescatar el lector del futuro, que sea esta idea: no juzgue a sus “servidores” por sus “intenciones” (¡y menos por sus declaraciones de intenciones!), sino por sus actos y resultados.

Vistas así las cosas, las intenciones son irrelevantes: lo que hacen es lo que nos permite catalogarlos como amos, ladrones, parásitos: es decir, como criminales.

No existe el “crimen perfecto”. Los lectores avisados encontrarán, ayudándose mutuamente, indicios como los mencionados cuando estudien el comportamiento de otros gobiernos.

Si es cierto que el lector, por sí solo, difícilmente podrá enfrentarse a mafias enteras violentas empeñadas en apropiarse de los recursos, por lo menos podrá desenmascararlos desenredando la trama. No es poco consuelo al enfrentar a ladrones desprovistos de todo escrúpulo.

Por último, si puede una sociedad desembarazarse a través del voto de la mafia que la abusa y parasita, ¿tiene sentido reelegirlos? ¿No sería una estupidez?

Ud., lector, tiene la última palabra.

Notas

[1]: “Por segunda vez, Correa no jurará cumplir la nueva Constitución”, publicado por “El Universo” en 2009. [Volver]

[2]: La explicación del Dr. Osvaldo Hurtado en su excelente crónica Dictaduras del siglo XXI es inmejorable: «Durante la campaña electoral de la primera vuelta —no así en la segunda en la que soterró el tema por los recelos que provocó en algunos electores—, el candidato Correa, de manera reiterada, anunció su intención de convocar a una asamblea constituyente … Como en la Constitución no existía una atribución que le permitiera reunirla, arguyó que sin una nueva carta política no podría cumplir con su promesa de refundar el Ecuador, corregir las injusticias y atender las necesidades populares, pues no contaría con los instrumentos jurídicos que necesitaba para llevar adelante su proyecto revolucionario.

»Una vez instalado en la Presidencia …, sin fundamento adujo que el artículo 104 de la Constitución le autorizaba a convocar a consultas populares, “en cuestiones de trascendental importancia para el país”. … en una primera expresión de su falta de honradez intelectual mutiló la segunda parte de dicho artículo, en la que se limitaba tal facultad a asuntos distintos a la reforma de la Constitución. En el caso de que querer hacerla por la vía que había escogido, era necesaria la previa calificación del Congreso Nacional o que no se hubiera despachado la reforma constitucional en un plazo determinado (artículo 283). A todo lo cual se sumaba, que la figura de la Asamblea Constituyente no constaba en la Constitución Política de 1998, razón por la que no podía convocarse a un órgano jurídicamente inexistente y peor encargársele nada menos que la elaboración de una nueva carta política. …

»El presidente había dicho que la Asamblea Constituyente, por ser de plenos poderes, lo primero que debía hacer era cerrar el Congreso Nacional, porque según él este órgano del Estado “no representaba a nadie”. Para neutralizar este riesgo los ingenuos partidos y grupos políticos que aprobaron la convocatoria a consulta popular, introdujeron una disposición por la que se prohibía a la Asamblea Constituyente afectar los períodos de las dignidades del Estado elegidas por el pueblo en los recientes comicios. En vista de que la decisión del órgano legislativo limitaba sus facultades, pero, sobre todo, impedía que fuera cesado el Congreso Nacional, además de otros órganos del Estado, Correa ordenó al TSE que convocara a la Consulta popular sin tener en cuenta la limitación establecida por los legisladores. Al ucase presidencial se sumó la amenaza de violentas huestes callejeras del MPD, Alianza PAIS y otros grupos gobiernistas, que atacaron la sede del organismo electoral.»

Culmina la suculenta prosa del Dr. Hurtado: «La controversia jurídica acerca de la legalidad con la que procedió el TSE al destituir a medio centenar de diputados, fue resuelta por el Tribunal Constitucional al ordenar restituirlos en sus funciones, luego de examinar los hechos a la luz de la Constitución. Al difundirse su resolución, los mismos grupos de asalto del Gobierno que habían agredido al TSE y a los diputados destituidos, capitaneados por dirigentes del MPD, desalojaron violentamente a los magistrados, sin que la policía hiciera nada para protegerles del ataque sufrido … La mayoría gobiernista del Congreso Nacional inmediatamente los destituyó.» [Volver]

[3]: «Las decisiones de la Asamblea Constituyente son jerárquicamente superiores a cualquier otra norma del orden jurídico y de obligatorio cumplimiento para todas las personas naturales, jurídicas y demás poderes públicos sin excepción alguna. Ninguna decisión de la Asamblea Constituyente será susceptible de control o impugnación por parte de alguno de los poderes constituidos». Texto del mandato 1. Nótese cómo serán “de obligatorio cumplimiento para personas naturales”. En una república se supone que manda la ley, pero las leyes republicanas son derogables, modificables, sujetas a control constitucional… Nada de eso se aplica a los “mandatos”; se parecen más a los decretos de un emperador. Dudo que el pueblo esté de acuerdo con eso; pero como nunca se lo consultaron… ¡Jugada maestra de los autoritarios! [Volver]

[4]: Art. 77 de la Constitución de 1978: «El Presidente de la República … no puede ausentarse del país sin autorización de la Cámara Nacional de Representantes … Tampoco debe ausentarse del país durante el año inmediatamente posterior a la cesación de sus funciones, sin previa autorización de la Cámara Nacional de Representantes …».

Art. 170 de la constitución de 1998: «El Presidente de la República, durante su mandato y hasta un año después de haber cesado en sus funciones, deberá comunicar al Congreso Nacional, con antelación, su decisión de ausentarse del país».

Art. 144 de la constitución actual (también llamada de 2008 o de Montecristi): «La Presidenta o Presidente de la República, durante su mandato y hasta un año después de haber cesado en sus funciones, deberá comunicar a la Asamblea Nacional, con antelación a su salida, el período y las razones de su ausencia del país». [Volver]

[5]: El articulista de diario El Comercio, León Roldós, en varias ocasiones se ha referido a eso: «Antecedente de todo esto fue la eliminación desde la Asamblea de Montecristi, 2008, de los pronunciamientos sobre los procesos precontractuales, antes obligatorios, de la Contraloría y de la Procuraduría; y, luego la afectación de la posibilidad de auditoría de gestión por parte de la Contraloría, lo que para algunos terminó siendo una especie de patente de corso». Fuente: Diario “El Universo”, mayo de 2016

Agradezco a León Roldós, ciudadano ejemplar como el que más, que a través de sus numerosos artículos de opinión en la prensa ha proporcionado buena parte del material de este ensayo. [Volver]

[6]: Roldós lo recuerda en varios artículos: «Antes del gobierno del presidente Correa eran indispensables los pronunciamientos precontractuales de la Contraloría y la Procuraduría, incluyendo el análisis de precios. El año 2007 –en que se inició el proceso de desmantelamiento del control precontractual–, se le advirtió al Gobierno de los riesgos que conllevaba aquello. Las entidades de control de la inversión pública deberían estar atrás de los procesos desde lo precontractual. En el Ecuador, se ha reducido a la entidad competente a que actúe ante hechos consumados» (Diario “El Universo”, 28 de noviembre de 2016.) [Volver]

También: «¿Qué debe ser competencia de la Contraloría? La actual redacción de la Constitución en el art. 211 señala: “La Contraloría General del Estado es un organismo técnico encargado del control de la utilización de los recursos estatales, y la consecución de los objetivos de las instituciones del Estado y de las personas jurídicas de derecho privado que dispongan de recursos públicos”. La propuesta del bloque de los legisladores de Gobierno, que está bajo revisión de la Corte Constitucional, consiste en eliminar aquello de que debe controlar “la consecución de los objetivos de las instituciones del Estado” … En la Asamblea de Montecristi —año 2008— se le restó a la Contraloría y a la Procuraduría del Estado su espacio para pronunciarse en los procesos precontractuales sobre la legalidad de los contratos antes de su celebración. Verdad que a veces se burocratizaban los procesos, pero la solución no debía haber pasado por su eliminación, sino por su simplificación y por su despacho en tiempo oportuno». Diario “El Comercio”. [Volver]

[7]: Juan Pablo Aguilar lo explica mejor en su artículo La ruta de la impunidad ya está trazada, publicado en 4pelagatos.com [Volver]

[8]: Art. 93 de la Ley Orgánica Electoral: «Las autoridades de elección popular que se postulen para un cargo diferente deberán renunciar al que desempeñan antes de presentar la solicitud de inscripción de su candidatura. Los dignatarios que opten por la reelección inmediata podrán hacer uso de licencia sin remuneración desde la inscripción de sus candidaturas hasta el día siguiente de las elecciones».[Volver]

[9]: Art. 277 del Código Penal anterior (ya derogado): «Son prevaricadores y serán reprimidos con uno a cinco años de prisión: … 4o.- Los empleados públicos de cualquier clase que, ejerciendo alguna autoridad judicial, gubernativa o administrativa, por interés personal, afecto o desafecto a alguna persona o corporación, nieguen, rehusen o retarden la administración de justicia, o la protección u otro remedio que legalmente se les pida o que la causa pública exija, siempre que estén obligados a ello; o que, requeridos o advertidos en forma legal, por alguna autoridad legítima o legítimo interesado, rehusen o retarden prestar la cooperación o auxilio que dependan de sus facultades, para la administración de justicia, o cualquiera necesidad del servicio público». No hay disposición similar en el COIP actual.

Otros artículos que sancionaban penalmente conductas indebidas de funcionarios públicos: «Art. 273.— Cuando un funcionario público, de cualquier naturaleza que sea, un agente del Gobierno o de la Policía, un ejecutor de órdenes o sentencias judiciales, un Comandante de la Fuerza Pública hubieren, sin motivo legítimo, usado o hecho usar violencias para con alguna persona, en el ejercicio o con ocasión del ejercicio de sus funciones, el mínimo de la pena señalada para estos actos se aumentará conforme al Art. 275». Incluso se sancionaba la omisión de cumplimiento del deber de aplicar la ley e impedir su incumplimiento: «Art. 275.— Fuera del caso en que la Ley fija especialmente las penas con que deben reprimirse los delitos cometidos por los funcionarios o empleados públicos, los que se hubieren hecho culpables de otros delitos que estuvieren encargados de prevenir, perseguir o reprimir serán sancionados con las mismas penas señaladas a estos delitos, doblándose el mínimo». [Volver]

[10]: La transitoria 14 del Código Orgánico de Planificación y Finanzas Públicas dice: «De conformidad con lo establecido por el Directorio de la extinta AGD, el Fideicomiso AGD/CFN NO MAS IMPUNIDAD o los otros fideicomisos creados con el mismo objeto, o el Banco Central del Ecuador, podrán pagar y/o compensar, sin distinción alguna de origen o fuente, los Certificados de Pasivos Garantizados, CPG, emitidos en su oportunidad por los administradores de los bancos en saneamiento, empleando para ello los recursos que obtenga de la venta de los activos que le fueron transferidos». Claramente algún VIP “enchufado” pudo finalmente deshacerse de CPGs “hueso” (sin valor) que haya tenido en sus balances, y se le dio más facilidades aún a la empresa compradora (¿por qué precisamente esa compañía? ¿Ninguna otra compañía de los cientos de miles que hay en latinoamérica, estaba interesada en comprar un negocio rentable en marcha? ¿Habrá tenido algo que ver que la venta fue secreta?).

Véase la recopilación de artículos de prensa que hace Nicolás Brito, y la investigación de Focus Ecuador. [Volver]

[11]: Explica León Roldós: «El art. 9, segundo inciso, del Reglamento que regula las atribuciones de Directorios de Empresas Públicas, expedido por el actual Gobierno, expresa: “En el caso de contrataciones, las autorizaciones del Directorio se circunscribirán al inicio de los procesos precontractuales. No corresponde al Directorio autorizar la suscripción de contratos. El gerente general suscribirá los contratos de la empresa una vez que haya verificado el cumplimiento de los requisitos legales y reglamentarios en todas las etapas. El conocimiento por parte del Directorio de la suscripción de los contratos no exime de la responsabilidad exclusiva del gerente general en dichos procesos”. Quizás está demás decirlo que bajo la actual estructura política y administrativa, los directorios casi en exclusividad son de ministros o de otras autoridades políticas del Gobierno. Los “gerentes generales”, o de otras denominaciones, en las empresas públicas en la realidad usualmente no pasan de ser peones, en ciertos casos personifican a “Luzbel” antes de ser enviado al infierno». Diario “El Universo”, 30 de mayo de 2016. [Volver]

[12]: Art. 104 del Código Orgánico de Planificación y Finanzas Públicas: «Prohibición de donaciones.— Prohíbase a las entidades y organismos del sector público realizar donaciones o asignaciones no reembolsables, por cualquier concepto, a personas naturales, organismos o personas jurídicas de derecho privado, con excepción de aquellas que correspondan a los casos regulados por el Presidente de la República, establecidos en el Reglamento de este Código». En otras palabras: lógicamente está prohibido regalar la plata del estado, pero el presidente sí puede regalarla; basta que escriba un documento. Es el sueño de cualquier político, ¿no?

No sólo eso. Tan lindo es eso de regalar la plata del estado, que el presidente generosamente extiende esa absurda facultad a todas las instituciones, pese a que la ley claramente lo prohíbe. Dice el art. 89 del reglamento (dictado por el presidente): «Donaciones o asignaciones no reembolsables.— Las entidades del sector público podrán realizar donaciones o asignaciones no reembolsables a favor de personas naturales o jurídicas de derecho privado sin fines de lucro, destinadas a investigación científica, educación, salud, inclusión social y donaciones para la ejecución de programas o proyectos prioritarios de inversión en beneficio directo de la colectividad». Por supuesto que toda idea que se le ocurra a un burócrata o a sus amigos será en beneficio de la educación, etc..

Ése fue el fundamento de las millonarias “donaciones” que recibió Lenín Moreno para ejercer un cargo gratuito. Se modificó el reglamento para que lo incluyera a él: «Los consejos sectoriales de la Política podrán autorizar transferencias o asignaciones no reembolsables a representantes, delegados, comisionado o enviado especiales, con la finalidad de impulsar ante organismos internacionales en temas prioritarios para el Estado ecuatoriano». Ya nada... [Volver]

[13]: Explica León Roldós: «un legislador, actuando individualmente, podía pedir a la respectiva entidad del sector público toda información sobre gestión y contratación pública, sin excepción, y no podían negársela –cuando era vinculada con la defensa nacional, que exigía reserva, se la trasladaba con igual condición al legislador solicitante–. Esto fue eliminado con la Asamblea legislativa post-Montecristi, ahora el requerimiento del legislador debe ser calificado en la Asamblea, con lo cual no hay pedido de legislador de oposición que sea tramitado, salvo contadísimas excepciones, o porque la información es inocua para el Gobierno, o porque lo que se requiere conocer ya se ha desbordado». Fuente: Diario “El Universo”, abril de 2016. [Volver]

[14]: Dice Roldós: «La Contraloría sí hace auditoría poscontractual, pero la legislación le obliga a reserva. Solo cuando los hechos se desbordan llegan a conocerse. Qué pena que la actuación de la entidad de control en muchos casos … sólo puede descubrir corrupción poscontractual, que es muy diferente a prevenirla e impedirla». Diario “El Universo”, abril de 2016. [Volver]

[15]: Por ejemplo, nótese cómo niegan recurso de acceso a la información sobre la excelentepuntuación obtenida por el asesor del presidente en el reciente concurso para fiscal: https://www.elcomercio.com/actualidad/pruebas-finales-eleccion-fiscalgeneral-ecuador.html y también http://www.eluniverso.com/noticias/2017/03/14/nota/6089179/niegan-recurso-judicial-candidato-fiscalia. Sobre su cercanía y lealtad al presidente Correa: https://www.elcomercio.com/actualidad/carlosbaca-concurso-virtualganador-fiscal-experiencia.html. Para más información sobre la conocida presidencial “metida de mano en la justicia”, léase el libro del mismo nombre de Andrés Páez. [Volver]

[16]: Véase, por ejemplo, _Ecuador: Correa castiga a quienes denuncian la corrupción, publicado en PanAmPost; o, en más detalle, la propia sentencia. Como venimos diciendo, no se les permite a los acusadores presentar prueba alguna, no hay ningún juicio, y aún así son declarados “maliciosos y temerarios”. [Volver]

[17]: Como ejemplo de que los fiscales no investigan las acusaciones contra poder y los jueces están más que dispuestos a declarar “maliciosas y temerarias” las denuncias contra los poderosos, con la intención de castigar penalmente a los denunciantes pese a que funcionarios no pueden defender penalmente su honra, vea La Comisión Anticorrupción: ¿maliciosa y temeraria?, publicada por Plan V. Para entender mejor lo ilegal de declarar “maliciosa y temeraria” una denuncia sin proceso ni juicio alguno, léase Justicia del siglo XXI, publicada por El Universo. [Volver]

[18]: Del COIP: «Artículo 280.— Cohecho.— Las o los servidores públicos y las personas que actúen en virtud de una potestad estatal en alguna de las instituciones del Estado, enumeradas en la Constitución de la República, que reciban o acepten, por sí o por interpuesta persona, beneficio económico indebido o de otra clase para sí o un tercero, sea para hacer, omitir, agilitar, retardar o condicionar cuestiones relativas a sus funciones, serán sancionados con pena privativa de libertad de uno a tres años. … La persona que bajo cualquier modalidad ofrezca, dé o prometa a una o a un servidor público un donativo, dádiva, promesa, ventaja o beneficio económico indebido u otro bien de orden material para hacer, omitir, agilitar, retardar o condicionar cuestiones relativas a sus funciones o para cometer un delito, será sancionada con las mismas penas señaladas para los servidores públicos.» [Volver]

[19]: El art. 10 de esa ley ordena añadir una excepción al Código del Trabajo: «Exceptúase de la solidaridad ... a las entidades que conforman el sector público y a las empresas públicas. En consecuencia, no podrá ordenarse medida cautelar o ejecutarse sentencia alguna en contra de los representantes legales o administradores de las referidas entidades o empresas». ¡Nada de igualdad ante la ley! Hay ciudadanos de primera —con menos responsabilidades, pues no deben cumplir toda la ley— y de segunda —que deben cumplir toda la ley—. [Volver]

[20]: Ibídem. [Volver]

[21]: Osvaldo Hurtado lo explica en su Dictaduras del siglo XXI: «Son múltiples las evidencias de que en el juicio a El Universo se produjo el mayor fraude judicial de la historia del Ecuador, si se tiene en cuenta los inmorales hechos citados y que aparezca en ellos involucrado nada menos que el abogado del presidente de la República, Gutemberg Vera. El juez encargado que dictó la sentencia de primera instancia, Juan Paredes, en algo más de 24 horas realizó la audiencia de juzgamiento, estudió más de 5.000 hojas del proceso y escribió una sentencia de 156 páginas. En un video aceptó que la sentencia le fue entregada en un pendrive, que al firmarla se limitó a reducir el monto de la indemnización y que el abogado del presidente le ofreció que ingresaría a la Función Judicial “cuando sea convocado el concurso”, como en efecto más tarde sucedió. Un informe del forense informático Frank López, que revisó los registros electrónicos de la sentencia, encontró similitudes con los de una sentencia expedida por Vera como conjuez, conclusión confirmada por el perito Enrique Ferruzola designado por la fiscalía. El técnico Jaime Martínez, declaró que el abogado de Correa y el miembro del Consejo de la Judicatura Fernando Yávar, le presionaron para que su informe sobre el disco duro que contenía la sentencia fraudulenta fuera anodino, asegurándole el primero que contaría con “su total respaldo” por ser un asunto de interés del presidente de la República. Según el abogado de El Universo, Joffre Campaña, Correa conocía que la sentencia no fue escrita por el juez Paredes.

»A pesar de existir estas y otras pruebas del fraude judicial cometido, el fiscal Antonio Gagliardo se abstuvo de acusar al abogado Gutemberg Vera y al juez Juan Paredes, en el juicio por falsedad ideológica planteado por El Universo. Esta omisión culposa, en el cumplimiento de su deber de representar la vindicta pública, no fue sancionada por el CJT, como correspondía. Al contrario, Gagliardo fue premiado por el Consejo de Participación Ciudadana, que lo seleccionó para integrar la nueva Corte Constitucional, alta función que hoy desempeña».

Mas información sobre este sonado caso se encuentra en el libro: El caso El Universo, de Emilio Romero Parducci. [Volver]

[22]: Véase por ejemplo: Ecuador: quien quiera medios o bancos no podrá tener nada más, publicado en la BBC; la prohibición consta en tres diferentes cuerpos legales, a lo cual se sumó una resolución de la Junta Bancaria... ¿No se ve acaso demasiado empeño, hasta saña, en imponerles condiciones que el estado no tenía intenciones de cumplir? [Volver]

[23]: Más información sobre la muerte de José Tendetza: [José Tendetza y cómo silenciaron su lucha,](http://lahistoria.ec/2016/04/11/la-vida-silenciada-de-jose-tendetza/], por Daniela Aguilar; ¿Quién mató a José Tendetza?, publicado por Plan V. Sobre Elizabeth Chancay, viuda de Pazmiño: La vida de Elizabeth estaba amenazada, publicado en el extinto Diario Hoy. [Volver]

[24]: Más de dos mil informes con indicios de responsabilidad penal sobre el correísmo: El incombustible Pólit, publicado en diario “Expreso”. También: La herencia de una década: 2000 casos de corrupción, publicado por Plan V. [Volver]

[25]: Un recuento en primera persona de lo sucedido, aquí; información también compartida por el New York Times (en inglés). Otra reseña, en español, publicada en PanAm Post. Lea la conversación original en Twitter.

[Volver]

[26]: Otros ejemplos: casos en los que se montan extensos operativos cuando le roban el celular al hermano del presidente; casos penales que se resuelven en pocos meses cuando interesan a altos funcionarios, mientras casos de asesinato de opositores permanecen en la impunidad o rápidamente se atribuyen a delincuencia común sin investigar más.

Podemos mencionar más ejemplos. Sin orden judicial ni juicio, sin determinar propiedad, militares destruyen con dinamita maquinaria presuntamente empleada en minería ilegal; el funcionario suelto de huesos justifica la violencia ¡porque los jueces no le dan la razón al gobierno! ¿Se requiere más pruebas de que el gobierno es fuerza, no razón?

Más ejemplos: militares no protegen a ecuatorianos amazónicos, sino a las empresas mineras extranjeras que explotan invasivamente sus áreas de vida. Un libro que narra la creciente violencia en zonas de influencia petrolera estatal entre pueblos en aislamiento voluntario, es prohibido de circular.

Un ejemplo más. El gobierno, cuando ya se rumoraba que tenía problemas económicos, se le ocurrió que debía administrar el FCME, un fondo de cesantía constituido privadamente por maestros públicos. Los maestros se negaron, pero el gobierno “insistió” y luego se vio esto:

policía asalta

Si tú ves que personas armadas entran a tu propiedad saltando rejas, dispuestos a romper candados, llamarías a la policía. ¿Pero y si es la misma policía quien lo hace?

Nuevamente vemos que el gobierno no es razón, sino fuerza. «El poder proviene del cañón de una pistola», decía Mao. [Volver]

[27]: Varios artículos de prensa confirman nuestros temores. Por ejemplo, véase Exclusive: Documents Illuminate Ecuador’s Spying Practices, publicado en Buzzfeed.com; Ecuador Defends Domestic Surveillance, ibídem; Rafael Correa también espía a sus ciudadanos, publicado en Semana.com; Habla un espía: Así persigue Rafael Correa a sus opositores, publicado en Vértice News; Confirmado. Correa ordenó espiar a opositores, publicado por Vértice News y Focus.

Sobre el presunto hallazgo de cámaras del expresidente en el despacho presidencial: Lenín Moreno denuncia delito de violación a su intimidad, diario El Universo.

Sobre la posesión del ciudadano Rafael Correa de documentos internos de la presidencia actual, véase: ‘Gente leal’ a Rafael Correa le envía textos internos de Carondelet, en diario El Universo; lo cual afirmamos previamente (véase Los funcionarios públicos NO tienen derecho a privacidad ni intimidad) que es totalmente legítimo —asimismo no habría “derecho a la intimidad” del presidente Moreno— pero es una total hipocresía perseguir a ciudadanos por ese mismo acto. [Volver]

[28]: Véase por ejemplo el caso de los periodistas Cléver Jiménez y Fernando Villavicencio, acusados penalmente por supuestamente tener en su poder correos presidenciales, lo que aún si fuera cierto, no puede considerarse delito en Ecuador. [Volver]

Ordenado en : Sin categoría - Palabras claves : ninguna

Cómo la Escuela de Frankfurt cambió la cultura americana

Escrito por Administrator - - sin comentarios

Traducción de How the Frankfurt School Changed American Culture, de David Galland twitter @dwgalland

Los años 50 eran una época simple, romántica y dorada en Estados Unidos.

Las playas de California, los nacientes barrios residenciales, y el “estilo americano”. Atlas Shrugged apareció en las librerías, se creó la NASA y Elvis sacudía la nación. Cada año de la década de los ‘50 nacieron más de 4 millones de bebés. EE.UU. estaba en lo alto del mundo en todos los campos.

Era una era de gran prosperidad económica en La Tierra de la Libertad.

Entonces, ¿qué pasó con las características americanas de confianza en uno mismo, orgullo y responsabilidad?

Las raíces de la decadencia de la cultura occidental son muy profundas, habiendo brotado por primera vez hace un siglo. Comenzó con un grupo de ideólogos del movimiento comunista europeo. Hoy en día se los conoce como la Escuela de Frankfurt, y sus ideales han pervertido a la sociedad americana.

Cuando los resultados fallan, simplemente cambia la teoría

Antes de la Primera Guerra Mundial, la teoría marxista sostenía que si la guerra estallaba en Europa, las clases trabajadoras se rebelarían contra la burguesía y crearían una revolución comunista.

Como es el caso con gran parte de la teoría marxista, las cosas no salieron como se esperaba. Cuando estalló la guerra en 1914, en lugar de iniciar una revolución, el proletariado se puso los uniformes y se fue a la guerra.

Después que terminó la guerra, los teóricos marxistas se preguntaron: “¿Qué salió mal?”

Dos importantes pensadores marxistas de la época eran Antonio Gramsci y Georg Lukács. Cada uno por su cuenta llegó a la conclusión de que la clase obrera de Europa había sido cegada por el éxito de la democracia y el capitalismo occidentales. Razonaron que hasta que ambos fueran destruidos, la revolución comunista no era posible.

Gramsci y Lukács eran ambos activos en el Partido Comunista, pero sus vidas tomaron caminos muy diferentes.

Gramsci fue encarcelado por alrededor de diez años por Mussolini en Italia, donde murió en 1937 por problemas de salud.

En 1918 Lukács se convirtió en ministro de cultura en la Hungría bolchevique. Durante este tiempo Lukács notó que si la unidad familiar y la moral sexual se erosionaban, la sociedad burguesa podría ser destruida.

Lukács implementó una política que tituló “terrorismo cultural”, que se centró en estos objetivos. Parte importante de dicha la política era dirigirse a las mentes de los niños, a través de conferencias que los alentaban a ridiculizar y rechazar la ética cristiana.

En estas conferencias se presentaba a los niños contenido pornográfico, y se les inculcaba una conducta sexual promiscua.

Una vez más una teoría marxista fracasaría en imponerse en el mundo real. La gente se indignó con el programa de Lukács, huyendo éste de Hungría cuando Rumanía la invadió en 1919.

El nacimiento del marxismo cultural

Todo estuvo tranquilo en el frente marxista hasta 1923, cuando nuestro terrorista cultural Lukács se presentó a una “semana de estudio marxista” en Frankfurt, Alemania. Allí conoció a un joven y rico marxista llamado Félix Weil.

Antes de Lukács, la teoría marxista clásica se basaba únicamente en los cambios económicos necesarios para derrocar el conflicto de clases. Weil estaba entusiasmado con el punto de vista cultural de Lukács sobre el marxismo.

El interés de Weil lo llevó a financiar un nuevo grupo de reflexión marxista: el Instituto de Investigaciones Sociales. Más tarde llegaría a ser conocido simplemente como la Escuela de Frankfurt.

En 1930 la escuela cambió de curso bajo su nuevo director, Max Horkheimer. El equipo comenzó a mezclar las ideas de Sigmund Freud con las de Marx, y nació el marxismo cultural.

En el marxismo clásico, los trabajadores del mundo eran oprimidos por las clases dominantes. La nueva teoría era que todos los miembros de la sociedad eran psicológicamente oprimidos por las instituciones de la cultura occidental. La escuela llegó a la conclusión que este nuevo enfoque necesitaría nuevas vanguardias para estimular el cambio; los trabajadores no podrían rebelarse solos.

El destino tenía guardado que los nazis llegarían al poder en Alemania en 1933. Eran malas época y lugar para ser un marxista judío, como era la mayor parte de la facultad del Instituto de Investigaciones Sociales. Por lo tanto, la escuela se trasladó a Nueva York, bastión de la cultura occidental en el momento.

Viniendo a EE.UU.

En 1934 la escuela renació en la Universidad de Columbia. Sus miembros comenzaron a aplicar sus ideas a la cultura americana.

Fue en la Universidad de Columbia donde la escuela perfeccionó la herramienta que usaría para destruir la cultura occidental: la palabra impresa.

La escuela publicó muchos libros famosos. El primero de ellos fue la Teoría Crítica de Horkheimer.

La Teoría Crítica es un juego de semántica. La teoría era simple: criticar cada pilar de la cultura occidental: familia, democracia, derecho, libertad de expresión y otros. La esperanza era que estos pilares se derrumbaran bajo la presión.

El siguiente fue un libro co-escrito por Theodor Adorno: La personalidad autoritaria. El libro redefinía como “prejuiciosas” las opiniones tradicionales sobre los roles de género y las costumbres sexuales. Adorno las comparaba con las tradiciones que llevaron al surgimiento del fascismo en Europa.

(¿Será coincidencia que el epíteto más socorrido de la progresía políticamente correcta y los auto-denominados “guerreros de la justicia social” sea el de “fascista”?)

La escuela se apartó de la economía y se dirigió hacia Freud, publicando obras sobre la represión psicológica.

Sus obras dividen a la sociedad en dos grupos principales: los opresores y las víctimas. Afirmaban que la historia y la realidad eran moldeadas por aquellos grupos que controlaban las instituciones tradicionales; es decir, hombres blancos de ascendencia europea.

Partiendo de ahí, afirmaban que los roles sociales de hombres y mujeres se debían a diferencias de género definidas por los “opresores”. En otras palabras, el género no existía en la realidad, sino que era simplemente una “construcción social”.

Una coalición de víctimas

Adorno y Horkheimer regresaron a Alemania cuando terminó la Segunda Guerra Mundial. Herbert Marcuse, otro miembro de la escuela, se quedó en EE.UU. En 1955, publicó Eros y Civilización.

En su libro Marcuse afirmaba que la cultura occidental era intrínsecamente represiva, ya que renunciaba a la felicidad en aras del progreso social.

El libro proponía la “perversidad polimorfa”, un concepto elaborado por Freud. Planteaba la idea del placer sexual fuera de las normas tradicionales. Eros y la civilización llegaría a ser muy influyente en darle forma a la revolución sexual de los años 60.

Marcuse sería el que respondería a la pregunta de Horkheimer de los años treinta: ¿quién reemplazaría a la clase obrera como la nueva vanguardia de la revolución marxista?

Marcuse creía que sería una coalición de minorías: negros, mujeres y homosexuales.

Los movimientos sociales de los años sesenta —el Poder Negro, el feminismo, los derechos de los homosexuales, la liberación sexual— proporcionaron a Marcuse un vehículo único para insertar las ideas del marxismo cultural en la corriente de pensamiento convencional. Oponiéndose vehementemente a todo lo considerado parte del establishment, los ideales de la Escuela de Frankfurt prendieron como fuego en las universidades estadounidenses.

Marcuse publicó luego Tolerancia Represiva en 1965, en pleno apogeo de los diversos movimientos sociales en EE.UU. En ese libro Marcuse argumentaba que la tolerancia de todos los valores e ideas, implicaba la represión de las ideas tradicionalmente consideradas “correctas”.

Marcuse acuñó el término “tolerancia liberadora”. Exigía la tolerancia de cualquier idea proveniente de la izquierda, pero la intolerancia de las de la derecha. Uno de los temas recurrentes de la Escuela de Frankfurt era la total intolerancia con cualquier punto de vista, salvo los suyos por supuesto. Ése es también un rasgo básico de quienes hoy en día adhieren a la corriente de lo políticamente correcto.

Citando a Horkheimer: «la lógica depende del contenido». En otras palabras: ¡los marxistas culturales se permitían ser falaces con tal de suprimir ideas contrarias!

Recordando las palabras de Winston (no, no ése Winston)

El trabajo de la Escuela de Frankfurt ha tenido un profundo impacto en la cultura americana. Ha remoldeado la América homogénea y optimista de los años cincuenta en la nación dividida y pendenciera de hoy.

A su vez, esto ha contribuido a la destrucción innegable de la unidad familiar, así como ha promovido la política de identidades (definirse no como individuo o adhiriente a las tradicionales categorías políticas, sino como “víctima” perteneciente a un “grupo minoritario oprimido”), el feminismo radical y la polarización racial en EE.UU.

Es difícil decidir si la cultura de hoy se parece más al 1984 de Orwell o a Un mundo feliz de Huxley.

Siempre dispuestos a montar una ola popular, la casta política de EE.UU. ha adoptado sin reparos las ideas de la Escuela de Frankfurt y las ha inculcado a la sociedad norteamericana a través de la deficiente e idologizada educación pública obligatoria.

Barack Obama y Hillary Clinton, arquetipos del progresismo, fueron discípulos de Saul Alinsky, un devoto marxista cultural.

Y ahora vivimos en una sociedad hiper-sensible en la que los sentimientos y modas sociales tienen más importancia que la realidad biológica y objetiva, como principales determinantes del bien y del mal.

La cultura de lo “políticamente correcto” —según el diseño de sus propios creadores— es una guerra contra la lógica y la razón.

Citando a Winston, el protagonista de la antiutopía de Orwell: «Libertad es la libertad de decir que 2 + 2 = 4».

Hoy en día, Estados Unidos no es libre.

Ordenado en : Sin categoría - Palabras claves : ninguna

“Si no te gusta el estado, vete a vivir a Somalia”

Escrito por Administrator - - sin comentarios

soldado somalí

Traducido de Catching Textbook Propagandists Red-Handed: Somalia Edition, por Tom Woods.

El otro día alguien publicó en Twitter la foto de una página de un libro que se veía obligado a usar en la universidad.

«Si eres un libertario o anarquista que cree que los estados son una amenaza para la libertad, deberías considerar mudarte a Somalia». Era la primera oración de la página.

Sutil.

(El libro de marras, si tienes curiosidad, es The Good Society: An Introduction to Comparative Politics, de Alan Draper y Ansil Ramsay).

Un manual académico literalmente instando a los libertarios a “mudarse a Somalia” si tanto odian a los estados.

En otras palabras, está escrito al nivel de “¿Conque te gustan las zanahorias? Pues cásate con una”, propio de tercer grado de escuela primaria. En serio, este es exactamente el mismo argumento tonto que podría uno encontrar en Twitter.

«Sin un gobierno», leemos, Somalia descendió a «un estado hobbesiano de naturaleza, donde la vida es desagradable, brutal y corta».

Luego, después de dos párrafos enteros sobre la situación en Somalia, tenemos preguntas de estudio. Si uno se fija muy cuidadosamente, puede detectar un sesgo muy leve en estas preguntas.

Muy leve, insisto:

1. ¿Qué es preferible: un mal gobierno o ningún gobierno?

2. ¿Por qué la Somalia sin estado no se ha convertido en el paraíso que predicen los libertarios?

¿Alguna vez un libertario predijo que una Somalia sin gobierno —o cualquier otro territorio sin gobierno— sería un “paraíso”?

Más importante aún: si vamos a hacernos una idea de la vida en Somalia sin estado, la comparación correcta no es entre Somalia y los Estados Unidos (comparación que la mayoría de autores hacen implícitamente), sino entre Somalia y países africanos similares.

Y en ese frente, Somalia durante su período “anárquico” sale bastante bien librada. En la mayoría de los índices de nivel de vida se mantuvo constante o mejoró.

En el Journal of Economic Behavior & Organization en 2008, el profesor Benjamin Powell y sus colegas escriben:

La principal contribución de este documento ha sido comparar el nivel de vida de Somalia con el de otros 41 países de África subsahariana, tanto antes como después del colapso del gobierno nacional. Encontramos que los niveles de vida somalí en general han mejorado, y se comparan relativamente favorablemente con muchos estados africanos.

Es importante señalar que averiguamos que los estándares de vida en Somalia frecuentemente han mejorado; no sólo en términos absolutos, sino también en relación con otros países africanos desde el colapso del gobierno central somalí.

El economista Peter Leeson, en Anarchy Unbound refiere hallazgos similares; sí, Somalia calificaba bastante bajo en algunas categorías durante el período sin gobierno, pero ahí mismo estaba mientras tenía gobierno, y algo progresó en esas categorías. Por ejemplo, la esperanza de vida ha aumentado y la mortalidad infantil ha disminuido.

¿Nuestro libro de texto universitario cita algo de esto? Claro que no. La única persona citada en el libro es un reportero del New York Times, caracterizado por su tendencia de izquierda.

Creo que me quedo con Ben Powell y Pete Leeson.

Ordenado en : Sin categoría - Palabras claves : ninguna

¿Serías capaz de ser un banquero “ético y solidario”?

Escrito por Administrator - - sin comentarios

«Los banqueros son unos ladrones, que viven lujosamente a costa del trabajo ajeno por las altas tasas de interés que cobran»

Su odio irracional a los banqueros parte del desconocimiento de cómo funciona el negocio de la banca. No desespere, aquí estoy para ayudarle.

He puesto algunas bonitas banqueras para amenizar la lectura y no se imagine a un viejo feo como Lasso cada vez que piense en “banquero” jeje.

Imaginemos que Ud. tiene ahorrados $2.000 y quiere prestárselos a los pobres. Fiel a su generoso corazón socialista, Ud. no va a cobrar interés.

Ud. va a hacer pequeños préstamos de $100, pagaderos a tres meses, a los proletarios que ganan el sueldo básico.

Ya de entrada Ud. se dará cuenta que alrededor del 5% de los microcréditos caen en mora y se vuelven incobrables (esto en épocas normales; en recesión, la mora sube fácilmente al 12% o más).

Ud. como buen estatista es “inclusivo y solidario”, pero no es ingenuo, Ud. no quiere perder su plata; así que deberá empezar a cobrar 5% de interés, sólo para no perder dinero.

Luego de unos meses Ud.se percatará que la inflación cada vez reduce el poder adquisitivo de su dinero; por lo que Ud. empezará a cobrar un adicional 3% anual, pensando no en Ud. por supuesto, sino en sus clientes, para que esos préstamos mantengan su poder adquisitivo. Llevamos 8% de interés anual, sólo para no perder dinero.

¡Pero espere! Nos olvidamos de la velocidad del dinero. Haciendo préstamos a 3 meses, Ud. presta su capital 3 veces al año; es decir, la tasa del 5% de mora, que Ud. cobra como interés para no perder dinero, debe ser trimestral, pues Ud. corre el riesgo cada tres meses. Así, en realidad Ud. deberá cobrar 5% x 4 trimestres = 20% anual, más 3% de inflación = 23% anual, sólo para no perder dinero.

Ahora, añádale un 1% anual de seguro de desgravamen, para no perder dinero por si acaso algún deudor muere: 24% anual. Sólo para no perder dinero. Aún no hablamos de ninguna utilidad.

¿Empieza a ver que el negocio de la banca “nues pues cuestión nomás de sentarse a ver cómo me llueve la plata”? Hay riesgos inherentes al giro de negocios, como cualquier negocio. Nues nomás “de esperar sentado inmoralmente sin trabajar”.

Supongamos que su “generosidad socialista” conmueve a un nuevo rico robolucionario, que decide darle $100.000 (dinero de bolsillo para el “honesto” robolucionario). Él no le cobrará interés; sólo le pide que no pierda el dinero.

Empieza a llegar mucha gente por préstamos. Ud. decide alquilar un pequeño local, equiparlo; contratar una secretaria, una cajera, un guardia de seguridad. En el local fácilmente gastará $1.500 al mes (incluyendo servicios y depreciación de activos fijos), y en sueldos otros $1.500 al mes = $3.000 al mes sólo para tener abierto su pequeño “banco socialista inclusivo y solidario”.

Son $ 36.000 al año. ¿Qué tasa de interés debe generar los $100.000 que le prestaron para que Ud. pueda cubrir sus gasto fijos anuales? 36%, evidentemente. Sólo para gastos fijos.

A eso súmele el 24% anual que mencionábamos antes, sólo para no perder dinero, estamos hablando de una tasa anual de 50%. Sólo para cubrir gastos fijos y mantener el capital, sin ganancia alguna.

Añádale más puntos a la tasa de interés si quiere poner publicidad, costos de recuperación de cartera, comisión de vendedores/colocadores de fondos, etc. Tranquilamente eso puede llegar a un 10% más.

¿Qué tal? ¿Le parece mucho 50%? Tome en cuenta que menos de eso, es regalar la plata. Ud. lógicamente no querrá regalar su plata; peor aún si fuera plata pública en un banco estatal, es delito; si fuera regalar plata ajena, también sería fraude.

Si Ud. lo viera como negocio, añádale por lo menos 10% más a la tasa de interés, pues ¿para qué meterse en tanto lío, si puede nomás meter la plata en una póliza y recibir 5%? Si Ud. va a tomarse todo el trabajo de montar un banco/cooperativa, por lo menos Ud. espera ganar más que un depósito a plazo, ¿verdad?

Ya estamos hablando de una tasa de interés del 60-70% aproximadamente. De lo cual su ganancia sólo es de un 10% aprox. (rentabilidad promedio de un banco en Ecuador) El resto se va en gastos operativos propios del negocio; la menor parte es utilidad.

Digamos que el nuevo rico robolucionario es generoso y no le da cien mil, sino un millón para que preste. Los números cambian: costos fijos son sólo casi 4% del capital, así que Ud. podría estar cobrando un 28% anual… ¡Que es la tasa de microcrédito aprobada por la revolución ciudadana!

¿Se da cuenta que esa tasa de rentabilidad está plenamente justificada por el giro natural del negocio?

Lógicamente los números cambian según el capital que tenga el banco (más capital le permite “diluir” más los costos fijos), el segmento de crédito que predomine (crédito corporativo e hipotecario son menos riesgosos), cuántas inversiones atraiga (permitiéndole incrementar la rentabilidad de su capital), etc.

Pero el ejemplo es bastante claro. Los banqueros caminan en una cuerda floja constante, entre las tasas de mora, la inflación, los costos fijos y el interés que pagan por los depósitos a plazo; la tasa de interés que cobran está plenamente justificada.

Si Ud. no lo cree así, lo desafío a prestar plata en sus propios términos “inclusivos y solidarios”. Pero probablemente termine regalando su dinero. Las tasas de interés existen a esos niveles por algo.

Como leí hoy, “antes de derribar un muro, asegúrate de entender por qué se construyó ese muro en primer lugar”. Antes de atacar la tasa de interés, analice con detenimiento por qué está a ese nivel. Es porque nadie quiere regalar su plata.

Por último: recuerde que, dejando de lado los préstamos familiares o de amigos, la alternativa al banquero es el chulquero. Un banquero podrá ser tan antipático como Ud. quiera, pero si Ud. no le paga, lo máximo que hará es vender su deuda a una empresa de cobranzas (que empezarán a llamarlo día y noche peor que amante despechado) y registrarlo en la central de riesgos. Pero el chulquero puede mandarte a matar si no le pagas.

Los ignorantes se alegran cuando un “gobierno fuerte” “pone en vereda a los banqueros avariciosos”, poniéndoles límites artificiales a las tasas de interés. En realidad, están obligando a los bancos a abandonar el mercado de pequeños deudores, que ya no será rentable; y esos pequeños deudores se verán obligados a acudir al chulco, que les cobrará intereses estratosféricos y podría incluso atentar contra la vida o integridad personal de quienes no puedan pagarles.

Por supuesto eso no es nada de qué alegrarse. ¡No seamos “atrasapueblos”! Analicemos bien las consecuencias económicas de las propuestas que apoyamos. Las consecuencias no deseadas pueden ser graves.

Ordenado en : Sin categoría - Palabras claves : ninguna
Sindicación RSS de los artículos